Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Óscar Sánchez Nombela

Profesor de Lengua y Literatura

ACTIVIDAD 1: ANALICE MORFOLÓGICAMENTE EL TÉRMINO “JUMERA”

Efectivamente, el término “jumera” aparece registrado en la vigésimo primera edición del diccionario de la RAE con el significado de “borrachera, embriaguez”. Sí es cierto que se trata de una voz familiar adecuada para registros coloquiales de la lengua.

Rastrear su etimología guarda cierta ambigüedad: se entrecruzan en el origen de la palabra  los términos latinos FUMUS Y UMIDUS. La entrada parace parece provenir de una palabra derivada de UMIDUS, UMERE. El significado de UMERE sería ‘estar o ser húmedo’.  Es decir, coloquialmente, para designar el estado de embriaguez, se diría ‘voy húmedo’. Curiosamente,en la actualidad, se utiliza una voz similar ‘va mojado’; es como si a partir de esa expresión terminase apareciendo el término “mojadera” para referirse a la borrachera. La “J” de “jumera” aparecería por la similitud fonética con FUMUS. Es decir, se confunden los dos términos y aparece en UMERE la F- inicial. La F- inicial latina, en castellano, ha evolucionado hasta la H- (FARINA =Harina), pero en esa evolución hay un estado intermedio donde la H- se aspira. Es más, en el diccionario actual también está la entrada “humera” pronunciada con aspiración (parecido al sonido de la “j”: /jumera/). Esto muestra que se trata realmente de un término con una pronunciación arcaica.

La morfología léxica da cuenta de lo productivo  de esta raíz. A partir de “jumera” se han creado otras palabras derivadas: “jumarse”, “juma”… incluso ha pasado a la topografía española: el término municipal de Jumilla, famoso por sus caldos espiritosos.

Por último, esta voz se usa más en América, mientras que en la península parece, hoy en día, más marginal su uso.  Un ejemplo de ese uso americano lo encontramos  incluso en los textos literarios. En la poesía del poeta cubano Nicolás Guillén, famoso por su intento de imitar los ritmos africanos de la población negra, da cuenta de ello:


Canto negro

¡Yambambó, yambambé!

Repica el congo solongo,

repica el negro bien negro;

congo solongo del Songo,

baila yambó sobre un pie.

Mamatomba,

serembe cuserembá.

El negro canta y se ajuma,

el negro se ajuma y canta,

el negro canta y se va.

Acuememe serembó,

aé;

yambó;

Tamba, tamba, tamba, tamba

tamba del negro que tumba;

tumba del negro, caramba,

caramba, que el negro tumba;

¡yamba, yambó, yambambé!

Autora Icíar Rojo 1º Bach. D.

———————————————————————————————————————-

OBSERVACIONES

1. La frontera diacrónica y sincrónica de su análisis aparece difuminada.

2. No se incluye la bibliografía.

CALIFICACIÓN PENDIENTE



escrito el 14 de noviembre de 2011 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar