Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Óscar Sánchez Nombela

Profesor de Lengua y Literatura

“El amor, la inocencia y otros excesos”

           Cuando en 1999 Luciano Egido publicó El amor, la inocencia y otros excesos siguió un plan parecido al que trazó años atrás en El corazón inmóvil. De nuevo, el punto de partida era la novela negra, pero como antes, y como siempre ocurre con este autor, el molde genérico se convierte tan solo en un punto de partida desbordado absolutamente por el potencial literario de toda la obra: detrás de una serie de asesinatos aparentemente inconexos entre sí se esconde la búsqueda de la salvación, de la redención entrevista en las posibilidades de los distintos recorridos que llegan a la felicidad. En esta novela, ese trayecto se sitúa en la necesidad humana de querer y de ser querido, de amar y de ser amado: son las cercanías del amor, un amor que solo resiste al fracaso a través de la inocencia insistente que cree en la llegada del milagro definitivo, “en la grandeza de seguir ensayando los caminos de la felicidad esquiva”.
         Esta trama de amor y muerte, de entrega y celos, de generosidad y egoísmos, se complica con el juego literario de un ejercicio metanovelesco que nos envuelve con un cuestionamiento constante de la verdad, o la mentira, literaria. Así, la huella cervantina se encuentra en el silencio narrativo, en esa tierra de nadie  donde el protagonista es el lector, un lector que sobrevive en los huecos de la consciencia de los tres peronajes que se erigen en narradores de esta novela absolutamente sorprendente.



escrito el 2 de febrero de 2011 por en General


1 Comentario en “El amor, la inocencia y otros excesos”

  1. polkillas | 09-02-2011 a las 21:30 | Denunciar Comentario
    1

    ¡Anda! Yo pensaba que habías abandonado el blog. Y cuando entro y leo, me doy cuenta de que soy un ignorante que ni siquiera conocía a Luciano Egido, me lo apunto en pendientes.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar